Ron Ridenour
RONRIDENOUR.COM


 
Portada
Sobre Ron Ridenour
Artículos
Temas
Libros
Enlaces
Buscar
Contacto
 
Dansk
English
 
 

 

 

Victoria de activistas por la liberación ante tribunal danés
[17 de deciembre de 2007]]

[Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens]

Una gran victoria para los que luchan por su liberación y soberanía, y para los que se solidarizan con ellos, inesperada para varios de los afectados y observadores, fue lograda hoy en la Corte de la Ciudad de Copenhague.

Un juez judicial y dos jueces legos dictaminaron que los siete acusados, activistas daneses de la solidaridad de “Combatientes y Amantes”, eran inocentes de la acusación del Ministerio de Justicia de que habían apoyado en forma material a “grupos terroristas”, las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y al PFLP (Frente Popular por la Liberación de Palestina).

Ya que las FARC y el PFLP no son organizaciones terroristas, concluyeron los jueces, los siete activistas tampoco son culpables de crimen alguno.
Los siete habían producido y vendido camisetas con emblemas de las FARC y del PFLP en un esfuerzo por provocar un debate sobre la ley terrorista de Dinamarca, influenciada por la Ley Patriota de EE.UU., y la lista de terroristas de la UE, en la que las FARC y el PFLP aparecen como grupos terroristas.

La decisión del tribunal establece un precedente mundial. Ningún otro tribunal, aparte de los de Colombia e Israel, han juzgado legalmente a los grupos impugnados por crímenes terroristas. Esto tendrá importancia en el mundo internacional de la política y la justicia, y representa un revés para la “guerra contra el terror” de la coalición imperial que conlleva como consecuencia restricciones de las libertad civiles.

El tribunal dictaminó a favor de la defensa en su argumento de que aunque ambos movimientos armados que combaten desde hace decenios contra gobiernos opresores han cometido atrocidades específicas, su objetivo no es terrorista, sino que su objetivo es combatir contra fuerzas gubernamentales y paramilitares, y crear un camino político diferente, pero no con el propósito de dañar los fundamentos constitucionales.

Las FARC y el PFLP, dijo el tribunal, no están involucrados en “aterrorizar a la población,” como es requerido por la ley danesa, párrafo 114, para ser clasificadas como terroristas, ni es su propósito “desestabilizar o destruir las estructuras políticas, constitucionales, económicas o de la sociedad del país.”

Uno de los jueces legos estuvo en desacuerdo sobre las pretendidas acciones terroristas de las FARC.

El voto total fue de 4 a 0 contra la acusación de terrorismo del fiscal estatal contra el PFLP y de 3 a 1 contra la que se refería a las FARC.

No se sabe si el Estado apelará contra la decisión. Su caso es obviamente débil, como muestra claramente la decisión judicial de 50 páginas. No se presentó ninguna evidencia concreta de terrorismo. El informe del tribunal declara que sólo uno de los testigos del Estado tenía algún conocimiento directo de las acusaciones. El investigador israelí, Reuven Paz, testificó contra el PFLP como una supuesta organización terrorista. Su credibilidad, sin embargo, no fue bien aceptada, ya que había trabajado para los servicios de inteligencia israelíes durante 27 años.

Otro testigo del Estado, Angel Rabasa, ex cubano, testificó como testigo de Rand Corporation, una industria de armamentos basada en California, y think-tank de EE.UU.

Su credibilidad fue desacreditada cuando se reveló que había trabajado para las fuerzas armadas de EE.UU., a pesar de haberlo negado. Además, había afirmado que las FARC nunca han operado en el área política legal, pero había escrito lo contrario en su libro “Colombia Labyrinth”, publicado en 2001 por RAND con apoyo de los militares de EE.UU.

Decisión sorprendente


Fue un veredicto sorprendente, considerando el espíritu de nuestros tiempos: las constantes señales de temor ante ataques terroristas diseminadas a diario por los medios de masas y el gobierno. El gobierno danés también está totalmente comprometido con la guerra contra Afganistán y tiene a 650 soldados allí con tanques y artillería pesada. Soldados daneses son regularmente alcanzados por tiros y muertos.
El gobierno danés, con apoyo de la ‘oposición’ socialdemócrata, también continúa su ‘compromiso con el proyecto iraquí”, aunque con cada vez menos fuerzas militares.

Una razón más por la cual la decisión fue sorprendente, y un estímulo para el activismo político, es que el tribunal podría haberse salido fácilmente del dilema de quién es o no es terrorista. El caso del Estado contra los siete tenía que basarse en una base material. Por lo tanto, la recolección de dinero proveniente de las ventas de camisetas, que debía ser destinado para una estación de radio para las FARC y una impresora de afiches para el PFLP, fue determinante.

Un problema técnico para el caso del Estado fue que los 4 a 5.000 dólares recaudados, que debían ser enviados a los dos grupos, fueron confiscados por la policía secreta danesa (PET) antes de que algo pudiera ser enviado. PET también confiscó algunas camisetas y el ordenador de “Combatientes y Amantes” y su sitio en la Red.

El tribunal también podría haber declarado inocentes a los siete por no haber infringido concretamente la ley. En su lugar, decidió enfrentar directamente el caso político: ¿Son terroristas las FARC y el PFLP? Su decisión fue un claro NO.

Consecuencias colaterales

El dictamen del tribunal de la ciudad también tendrá consecuencias positivas para otras tres organizaciones danesas, que también han donado apoyo material para las FARC y / o el PFLP.

El primer grupo en hacerlo, Opror (Rebelión), había efectivamente enviado varios miles de dólares tanto a las FARC como al PFLP para que hicieran con ellos lo que desearan. Uno de los portavoces de Opror, Patrick Mac Manus, fue acusado de violar la misma ley, párrafo 114. Ese caso ha sido postergado debido a su enfermedad.

Un personero clave de Opror dijo que con esta decisión del tribunal no existe una base para continuar un caso contra MacManus.

Un grupo de veteranos de la Segunda Guerra Mundial (Horser d-Stutthof Foreningen) también envió una cantidad de dinero a las FARC para cuestionar al Estado, que se negó a procesar a esos antiguos héroes. En un acto de solidaridad con “Combatientes y Amantes,” un sindicato de carpinteros y obreros de la construcción de Copenhague (TIB) hizo recientemente lo mismo.

En el festivo remate, con música colombiana, uno de los participantes consideró que la decisión debería ser utilizada por activistas de la solidaridad en todo el mundo como instrumento para pasar a la ofensiva contra las leyes terroristas represivas, Que se utilice el veredicto, dijo, para exigir que las listas de terroristas sean tiradas a la papelera, y para que aumente la solidaridad con las justas luchas por la liberación.

[Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens]http://www.tlaxcala.es/pp.asp?reference=4327&lg=en


Copyright © 2006-2012 Ronridenour.com